Comentando la tarde

19 09 2008

Esta foto la hice hace unos meses dando un foto-paseo por Las Canteras, la misma tarde en la que hice la foto del contraluz de la palmera:

Surf

Cámara: Canon EOS 400D
Exp: 1/125 s
Apertura: f/5,6
Objetivo: 18-55 (55mm)
Vel. ISO: 100

Aquí traté de centrarme en la composición de la foto, y porque me gusta el surf. El centro de atención de la imagen, los dos chavales y sus sombras, está desplazado a uno de los tercios y como están en movimiento dejo aire hacia donde se desplazan para dar la impresión de que se mueven hacia ese lugar. Luego está el propio camino que se crea visualmente entre el mar y la arena seca con las dos diagonales. Tiene recorte tanto por encima como por debajo para dejarla en formato panorámico.

Está procesada con Lightroom, sobre todo para darle más contraste.

Anuncios




Barca a iso1600

9 09 2008

Una de las razones por las que puse el nombre de iso100 al blog es para recordarme a mi mismo que no debo olvidar revisar la configuración de la cámara antes de hacer ningún disparo. Puede ser por la falta de experiencia o por lo complicado que se hace al principio conseguir manejar todas las opciones de que dispone una reflex, pero muchas de las veces que salía a sacar fotos estaba tan pendiente de buscar el motivo, el encuadre, el momento, que se me olvidaba por completo algunos de los parámetros de la cámara. Y uno de ellos era la sensibilidad.

Éste es el caso de mi primera salida a la calle con mi nueva cámara. Decidí ir al muelle deportivo, ya que el mar y los barcos son buenos motivos fotográficos. Pero no recordaba que el día anterior había estado haciendo pruebas en casa, con poca iluminación y con la sensibilidad a 1600, el máximo de la cámara, por lo que la foto quedó así:

Barca

Cámara: Canon EOS 400D
Exp: 1/320 s
Apertura: f/5
Objetivo: 18-55 (43mm)
Vel. ISO: 1600 

Estaba tan emocionado por poder hacer lo que quisiera con la cámara y la luz, que me olvidé por completo de la sensibilidad. Al menos quería expresar la soledad y el paso del tiempo reflejados en la barca.

El procesado está hecho con el Photoshop, dándo contraste y subiendo la saturación un poco para resaltar los colores de la barca. Por último tuve que pasarle un filtro de desenfoque para atenuar el exceso ruido debido a la alta sensibilidad.

Así recordaré siempre vigilar la sensibilidad a la que está configurada la cámara.





Evolución digital

5 09 2008

Desde pequeño me ha llamado mucho la atención la fotografía. Es posible que sea debido a que era una de las aficiones de mi padre cuando era joven. Tenía una cámara reflex rusa Zenit con la que hacía y revelaba sus propias fotos. Aun estoy esperando a que me enseñe a revelar, pero no hay forma de que se ponga.

Mi primera cámara fue una compacta analógica que me regalaron para usarla en el viaje de fin de curso. Era completamente automática, y sólo había que apuntar y disparar. Recuerdo que hice muchísimas fotos, y que luego al revelarlas en casa me di cuenta que la mayoría eran muy malas, y que había sacado pocas fotos de los compañeros de clase, la mayoría eran fotos de paisajes verdes y animales, cosas que no suelo ver donde vivo.

Después de eso no me atreví durante bastante tiempo a hacerme cargo de una cámara de fotos. Pensaba que no se me daba bien lo de retratar el momento adecuado (y sigo pensándolo).

En casa compraron la primera cámara digital en el verano de 2004, una Samsung de 3 Mpx y 3x de zoom óptico. Recuerdo que el primer día, después de leerme el manual, nos fuimos a sacar fotos mi hermana y yo para ver que tal era eso no estar pendiente del contador del carrete.

Pero no fue hasta que me fui de viaje de Erasmus cuando de verdad me entró el gusanillo completamente. Ni si quiera tenía cámara de fotos. La mitad de mi estancia en Londres la pasé con la cámara digital del móvil, un Sony Ericsson K750i, con la que hice bastantes instantáneas. En mi cumpleaños mi novia me regaló una pedazo de cámara, una Olympus µ700, con la que me sentía muy a gusto. El estar en un lugar tan distinto a donde vives hace que te fijes mucho en los detalles, en las cosas que te rodean y sentía una necesidad de retratar todo lo que me interesaba.

De vuelta en casa empecé a leer blogs sobre fotografía. Intentaba aprender técnicas, configuraciones, composiciones, todo lo que encontraba por mi camino lo leía y trataba de asimilarlo. Pero con una cámara automática no puedes hacer ni la mitad de las cosas que deseas. Aunque siempre se dice que lo importante es el músico no el instrumento, no es lo mismo tocar con una Les Paul que con una Samick.

Así que comencé a mirar diferentes cámaras reflex digitales y finalmente me decidí por la Canon EOS 400D con la que llevo unos 6 meses intentando aprender a manejarla.

Y esa ha sido mi evolución digital hasta ahora. Espero no sucumbir a la vorágine consumista que parece llevar asociada esta afición, y sobre todo al alto grado de actualizaciones que sacan las grandes marcas para hacerte creer que lo que tienes no es válido y que debes comprar el nuevo cuerpo o lente para poder hacer mejores fotos.





Hola mundo!

30 08 2008

Voy a empezar este nuevo blog para retratar mi nueva afición, que me va a traer por el camino de la amargura en cuanto a dinero, porque no haces más que gastar mientras más te metes en ella. La fotografía.

Como objetivos trataré de ir poniendo las fotos que más me gustan de las que voy haciendo, intentando explicar un poco como las he ido consiguiendo, de donde voy aprendiendo y demás parafernalia fotografil.

Y como inicio, para ir abriendo boca, dejo la foto que por ahora estará en la cabecera.

Escondido

Cámara: Canon EOS 400D
Exp: 1/60 s
Apertura: f/22
Objetivo: 18-55 (28mm)
Vel. ISO: 100

Esta foto está tomada en el paseo de las canteras, en una caminata para sacar fotos durante la puesta de sol. Justo cuando estaba a punto de ponerse, pasamos cerca de las palmeras y simplemente vi la foto. Un fuerte contraluz de la palmera con el horizonte tras ella.

En cuanto a la técnica intenté cerrar al máximo el diafragma, para que el sol apareciera estrellado, pero si tomaba la medición en él no se hubiera visto el mar, así que preferí medir en un término medio, dejando sólo a contraluz la palmera.

Por último, la foto está procesada con Lightroom, para saturar un poco los colores de la puesta de sol y dejar completamente en negro a la palmera.